Harry Styles enloquece al Palacio de los Deportes

Harry Styles enloquece al Palacio de los Deportes

El cantante británico, ex One Direction, reunió a 17 mil almas que se desgañitaron al corear los temas que lo han consolidado en la escena pop. 

Harry Styles conquistó a sus fans que en la noche del 01 y 02 de junio abarrotaron el Palacio de los Deportes, en donde mostró la madurez y evolución musical, que lo han hecho igual de popular en su faceta solista, que cuando era parte de One Direction.

El británico hizo un repaso por sus éxitos y provocó furor, durante la velada. La fiesta se armó desde antes de su actuación, mientras algunas seguidoras se ponían de acuerdo para realizar distintas dinámicas o cuando escucharon “Olivia”, de One Direction, que corearon a una sola voz o incluso cuando sonó “Querida”, que reforzó la idea de que Styles es seguidor de El Divo de Juárez o con el telonero Leon Bridges; aunque la verdadera euforia se desató a las 21:35 horas.

Con pantalón negro y camisa a juego, con barbas en rosa engalanando mangas y hombros, el nacido en Holmes Chapel, Cheshire, corrió por todo el escenario, mientras su imagen podía verse en dos paneles gigantes, uno al ras del suelo y el segundo sobre varias luces robóticas. Su primer número fue “Only Angel”, que acompañó con un sentido “Gracias”. “¿Cómo estás México?”, preguntó el joven de 24 años mientras entonaba “Woman”.

Luego llegó el saludo a sus fans, en su mayoría adolescentes, hombres y mujeres: “¡Buenas noches México lindo! ¿Me han extrañado? Gracias por estar conmigo, quiero que canten, bailen y lo que los haga felices, aquí pueden ser quien quieran”, expresó un sonriente y emocionado Styles, en español. En el marco de su Live On Tour el público “encendió” todos sus colores para él, literalmente el Palacio de los Deportes se pintó de rosa, azul, amarillo y verde gracias a la ayuda de Post-it colocados en las linternas de los celulares. “Ever Since New York”, “Two Ghosts” y “Carolina” siguieron en el repertorio. Las 17 mil gargantas presentes no se apagaron, lanzaban alaridos de altos decibeles que ensordecían, pero que a la par contagiaban con su emoción. “¿Cómo están México? ¡Qué hermoso público! Esta noche vamos a cantar algunas canciones mías y otras no”, adelantó para dar paso a “Stockholm Syndrome” (de One Direction).

 

Siguió con “Just a Little Bit of Your Heart” de su amiga Ariana Grande. Pronto decidió regresar a su música: “¡Qué contento estoy en México, gracias por su amor! Esta canción es nueva y se llama ‘Medicine’”. La emoción creció cuando lanzó al aire un “¡Feliz cumpleaños!” y en su idioma aseguró que “no puedo decirles lo feliz que estoy por estar en México, gracias por su cálida bienvenida”.

La bulla fue absoluta cuando gritó: “Los amo, los amo, los amo”, y se bajó del escenario para recorrer el pasillo central de recinto, mientras cantaba “Meet Me in the Hallway”.

En un escenario alterno y más pequeño regaló “Sweet Creature” y “una marea rosa” se apoderó del lugar y logró conmover a Harry. El intérprete permaneció en su B-Stage durante “If I Could Fly”, “muchas gracias, los amo”, dijo para agradecer la entrega. De regreso en el entarimado principal ofreció “Anna” y aceptó: “Qué noche tan especial con ustedes, la siguiente es muy importante para mí, canten conmigo”, y fue “What Makes You Beautiful”, en la que sacó una bandera mexicana. Tras hacer una pausa, siguió con “From the Dining Table” y “The Chain” le permitió presentar a su banda y decidió despedirse con “Kiwi” a las 23:05 horas.


Fuente: MILENIO