Manilow ofrece emotiva velada para sus fans en el Auditorio Nacional.

Manilow ofrece emotiva velada para sus fans en el Auditorio Nacional.

Luego de dos décadas de no visitar México, Barry Manilow ofreció una velada llena de emoción y energía en el Auditorio Nacional, en la que deleitó al público con sus grandes éxitos y les demostró su amor con pequeños guiños en español.

Consigue pases para su ultima presentación esta noche DANDO CLICK AQUI!

Más de mil voces  aclamaban “Barry, Barry, Barry”, gritó el público lleno de emoción toda la noche; el músico agradecía en seguida, pero en una ocasión bromeó: “Me hacen sentir como Justin Bieber, en serio, pregúntenle a sus mamás, yo era el Justin Bieber de otra época”. “Hola México, buenas noches amigos”, saludó en español, para luego seguir en su idioma natal: “Hace tanto tiempo que no los veo, ya 22 años atrás, qué hermoso estar aquí, son maravillosos”. “Trataré de hablar más en español para ustedes. En la preparatoria tuve cuatro años de español, lo único que recuerdo es como se dice: ‘¿Dónde está el baño’, eso es todo”, dijo entre risas y en un buen castellano agregó: “Gracias por venir, gracias por su tiempo”.

La alegre “Can’t Smile without You” puso a cantar a todo mundo, pues la pantalla al fondo del escenario transmitió la letra en forma de karaoke; ya sin pretextos, chicos y grandes corearon a toda voz el tema que ha traspasado generaciones. El baile también se hizo presente, con canciones como “They Dance!”, que en unos segundos levantó al público de sus butacas, incluso a los asistentes de más edad, pues querían moverse el ritmo de su ídolo. El show también incluyó un medley de las canciones más importantes en su vida y carrera; así como las conocidas “Let’s hang on” y “I write the songs”, en la que lo acompañó un coro vestido de togas rojas. Los espectadores mantuvieron las palmas arriba, sosteniendo barras de luz que iluminaron el recinto durante toda la noche; mientras el músico los sorprendía con su sensualidad y energético baile, que demostró su alegría y vitalidad.

Antes de entonar “This is my town” y un par de temas más de su último material discográfico, This Is My Town: Songs of New York, recordó lo mucho que ama dicha ciudad estadounidense, a la que hace homenaje con ese álbum. Barry Alan Pincus, el productor y cantautor mejor conocido como Barry Manilow, vistió sacos metálicos que deslumbraron con las luces de colores que llenaron de vida el recinto. Tras 22 años de espera, los fans no quedaron desepcionados, pues Manilow incluso los deleitó con su interpretación en el piano y el teclado con temas como “I am your child” y “Even now”.

En “Could it ve magic”, como en mucho de su repertorio, destacó el acompañamiento de sus tres coristas, dos mujeres y un hombre; la canción de Donna Summer desató una fuerte ovación que retumbó en el Auditorio Nacional. Finalmente, luego de platicar que en un par de días celebrará sus 75 años, agradeció a sus seguidores por apoyarlo en más de cinco décadas de trayectoria. Tras salir de escenario, el estadounidense volvió a entrar entre una lluvia de aplausos, pues no se podía despedir sin la fiesta que arma con “Coapacabana” a donde quiera que va.

El espectáculo El espectáculo de Barry Manilow se repetirá hoy a las 21 horas en el Auditorio Nacional. El cantante está en gira promocionando su último material discográfico This Is My Town: Songs of New York, que lanzó en abril de 2017. La última vez que piso suelo mexicano fue en 1996, con un concierto en Monterrey y dos en Ciudad de México.


Fuente: MILENIO