Slash: “solos sucios, melódicos y con onda” según Guitar World

0
101

La revista especializada destacó un par de piezas del trabajo del guitarrista. Un experto las analiza para Culto y desentraña algunos de sus secretos. Dos menciones tiene Slash, el mítico guitarrista de Guns N’ Roses, en el listado de los 100 mejores solos de guitarra, que la revista especializada Guitar World elaboró en 2015. Una es por su perfomance para “Sweet Child O’ Mine”, y la otra es por la épica “November Rain”, cuyo video tiene una recordada secuencia, en la cual se le ve tocar frente a una iglesia en medio del desierto, mientras el viento agita su característica cabellera rizada.

Esos dos solos son extremadamente melódicos y eso hace que él haya entrado como ícono del rock n’ roll”, explica a Culto el sesionista y profesor de guitarra, Daslav Harasic. “Él fue un guitarrista que siguió el manual de Jimmy Page. De alguna forma era súper ‘sucio’, por así decirlo, pero con mucha onda. Pero más que el virtuosismo, era notable por su sentido de la melodía”, agrega.

Sweet Child O’ Mine fue el tercer sencillo del álbum debut del grupo, el célebre Appetite for destruction. Se lanzó en junio de 1988, y para septiembre alcanzó la cima, el número 1 del ranking Billboard. Aquel momento en la carrera de la agrupación californiana resultó decisivo, pues allí comenzó su ascenso al estrellato, amenizado, por cierto, con botellas de whisky y borracheras sacadas del manual de rockstar.

Según Slash, el tema surgió casi por accidente. “Solo estaba jodiendo cuando se me ocurrió ese riff. Para mí fue una pesadilla porque, por alguna extraña razón, todos lo descubrieron y, lo siguiente que hicieron es que se convirtió en una canción ¡lo odié por siempre!”, contó a Guitar World. Entre las referencias que sirvieron de inspiración, no hay muchas sorpresas, ya que es conocido el gusto del músico por el blues de viejo cuño y el rock de los sesentas. “Es una combinación de influencias. Desde Jeff Beck, Cream y Zeppelin hasta cosas que te sorprenderán: los solos de la versión de Manfred Mann de ‘Blinded By The Light’ y ‘Baker Street’ de Gerry Rafferty”, dijo a Rolling Stone.

Respecto a su momento estelar, pasados los dos minutos con cincuenta segundos, el guitarrista afirma que en rigor, al momento de grabarlo, solo improvisó. “Había tocado la canción en los ensayos suficientes veces, entonces cuando se tuvo que grabar, sabía exactamente dónde estaba la melodía y fue muy fácil”.

Pese a la fama del tema, Slash reconoce que no es de sus favoritas del catálogo de la agrupación. “Guns N’ Roses siempre fue una especie de banda de hard rock tipo AC/DC, con mucha actitud”, detalló en entrevista con Radio WEBN, de Cincinnati. “Si bien hicimos baladas, eran blues. Esta fue un uptempo. Es una de las cosas más alegres que puedes escribir. Pero al mismo tiempo, es una gran canción”, aseguró.

Para 1991, Guns N’ Roses era una enorme banda de estadios que repartía hits y escándalos casi en la misma proporción. Su tercer disco, el doble Use your Illusion, incluye algunos de sus sencillos más memorables, como “Don’t cry”, “Live and let die” y la balada “November Rain”,  que cuenta con nada menos que dos solos de Slash. Según los datos del sitio songfacts, es el tema Top 10 con la parte solista más larga de la historia.

Se dice que esta canción estuvo en el set de temas que la banda registró en un demo en el estudio Sound City, en 1986. Es decir, existía antes de grabar su primer elepé. En sus primeros años la arreglaron como una balada, muy similar a cómo la conoció el mundo años después. Por entonces, ya incluía la sección final que en el clip intercala la secuencia del funeral de la pareja de Axl Rose, con las tomas de Slash aullando a través de la Les Paul, parado arriba del piano.

En realidad lo hicimos en piano y guitarra acústica”, explicó Slash a Guitar World. “En cuanto al solo de guitarra, fue tan natural desde la primera vez que lo puse en el demo que ni siquiera sé si le hice algún cambio cuando hicimos la versión eléctrica en Use Your Illusion. Ni siquiera volví atrás y escuché las viejas cintas”, agrega.

El integrante de Guns N’ Roses en algunas ocasiones ha hecho notar la particular conexión que tiene con sus secciones solistas. “Una de las mejores cosas de un solo de guitarra, es cuando logras que cada vez que lo tocas tenga que ver contigo”, declaró al mencionado magazine de música. “Ese fue definitivamente el caso con ‘November Rain’. Al momento de hacer el disco, simplemente fui al estudio, toqué el solo con una Les Paul Standard y un cabezal Marshall y dije: ‘Creo que suena bien’”, se ríe. “Era tan simple como eso”“.

No te puedes perder a Guns N’ Roses, el regreso de esta icónica banda de hard rock a México, que se estará presentando el 18 de octubre en el estadio Jalisco en Jalisco, y el 20 de octubre en el Estadio Caliente en Baja California para el FRONTERIZO FEST III. ¡Consigue tus boletos ya!